12 Remedios caseros para herpes genital

El herpes simplex II es el causante de esta infección. Hay remedios caseros para el herpes genital muy eficaces que calmarán el dolor y secarán más rápido las vesículas típicas que aparecen.

El contagio se produce a través de la piel, si tienes relaciones sexuales (orales o genitales) con alguien infectado, y ocurre tanto en un estado activo (cuando ya se ven las llagas) como en uno preactivo (cuando apenas sientes el hormigueo o la picazón característicos).

Pero muchas veces podrías contagiarte de alguien que ni siquiera sabe que tiene el herpes. Si estás padeciendo este herpes, te recomiendo que sigas leyendo.

Remedios caseros para el herpes genital

Los síntomas de herpes en los genitales son similares a los del herpes que aparece en el labio.

Primero sientes una sensación de ardor y picazón en la zona afectada, fiebre, y finalmente brotan las llagas rojas y pequeñas. Estas, en el caso de las mujeres, aparecen en nalgas y ano, ombligo, muslos y área genital, y en el caso de los hombres, en el pene y testículos, en nalgas y ano y en los muslos.

Una variedad de remedios caseros para el herpes genital te ayudará a aliviar las molestias que este brote te genera

1 harina de arroz

Para la picazón y secado de las ampollitas, utiliza harina de arroz o maicena. Solo debes aplicar dos cucharadas sobre la zona afectada dos o tres veces al día.

2 Baño de agua caliente

Date un baño de asiento con agua caliente. Siéntate en una ponchera llena de agua, a una temperatura que no te haga daño, y permanece durante 10 minutos.

Haz estos baños tres veces al día y luego sécate con un secador de pelo con aire frío, jamás caliente. Te calmará notablemente el dolor y promueve que las llagas se sequen rápido.

3 Té Negro

Limpia las ampollas con té negro. Este es uno de los remedios caseros para el herpes genital más usados.

Hierve durante 10 minutos 2 cucharadas de este té en una taza de agua, y deja refrescar. Luego aplica directamente la infusión sobre el área. Puedes también utilizar las bolsitas, ya frías, y ponerlas sobre la piel afectada. Es muy eficaz para calmar el dolor.

4 Aplica compresas de malvavisco.

Coloca dos cucharadas de malvavisco (la hierba) en una taza de agua hirviendo, tapa y deja que se enfríe. Con una compresa empapada en esta preparación, aplícala sobre las lesiones, y después úntate un poco de aceite de oliva. La combinación resulta perfecta para aliviar el escozor que se siente con el herpes.

5 Planta de regaliza

La raíz de la planta de regaliz es muy recomendada para tratar el herpes, genital u oral. Es muy sencillo usarla: sólo mezcla 1 cucharada de regaliz en polvo con ½ cucharada de agua hasta formar una pasta.

Con un hisopo de algodón, aplica con cuidado en las ampollitas y toda la zona afectada y deja por 3 horas, al cabo de las cuales deberás enjuagar con agua tibia. Haz esto 3 veces al día. Recuerda secar con secador de pelo en temperatura fría.

6 Vinagre de manzana

Vinagre de manzana y Agua de mar: El primero de ellos, consiste en medio vaso de sal marina (es decir, agua de mar) con un chorro de vinagre de manzana, aplíquelo por la noche antes de acostarse, con un algodón o bastoncillo, poco a poco, con paciencia después de un baño, hasta que haya utilizado toda la mezcla en la zona.

7 Té con aceite de Moringa

Té, caléndula, bicarbonato y aceite de moringa. Utilice 10 gotas de aceite de moringa, dos dedos de té y una cucharada de aceite de caléndula, después añada media cucharada de bicarbonato. Aplíquelo con un algodón hasta que la zona infectada lo haya absorbido todo.

8 Suplemento alimenticio casero

Un pequeño suplemento alimenticio. Existe un complemento alimenticio, que le ayudará notablemente a combatir los síntomas del herpes genital, y además, podrá usarlo a lo largo del día y nadie se dará cuenta, puesto que es una bebida. Mezcle una cuchara sopera de polvo de moringa, con 5 gotas de agua de mar, un limón entero y una cucharada grande de bicarbonato. Beba esto cada día, cuando al resto de remedios y va a comprobar que el herpes SÍ tiene solución.

9 Hielo

Del mismo modo, siempre que se produzcan momentos de inflamación o de picor, podrá usar hielo (procure que no sea hielo seco, esto no hará más que empeorar la situación) o bien un poco de harina de maíz o arroz molido (debe ser casi en polvo) y aplicarla sobre la llaga.

Los remedios caseros para el herpes genital suelen tardar un poquito más que una pomada medicinal en darte resultados, pero en cambio las ventajas de no correr riesgos por sufrir efectos secundarios son impagables.

Son muchos los remedios útiles a los que se pueden recurrir a la hora de curar el herpes genital con remedios caseros, además de mejorar y aliviar los síntomas que causa, es por eso que en este artículo, vamos a darle los mejores consejos caseros para combatir el herpes genital.

Además de todos los remedios caseros que vamos a analizar, hay factores importantes que debería tener en cuenta, porque influyen directamente (y hacemos especial hincapié en ello) en las dolencias, patologías, y en definitiva, en los síntomas generales de este tipo de herpes.

10 Un buen descanso

La importancia de un buen descanso. Así es, para acelerar el proceso de curación del herpes genital, un descanso nocturno adecuado es la clave para que el sistema inmunológico se refuerce y se regenere en su totalidad. Recomendamos el descanso nocturno porque es cuando el cuerpo tiende a regenerarse mejor.

11 Evitar el estres

Con estrés, no se llega a ninguna parte. Evite todo tipo de situaciones estresantes, esto solo hará que empeore sus síntomas y no le beneficiará en nada. Recuerde: el estrés es solo mental, no es real.

12 Mejorar al alimentacion

Y por último, el consejo básico más importante de todos: la alimentación. Una alimentación adecuada y equilibrada, junto a la ausencia de estrés, es la clave para combatir el herpes genital.
curar-herpes-genital-remedios-caseros-06Evite alimentos grasos, comida rápida llena de grasas saturadas, alimentos con potenciadores del sabor, bebidas gaseosas azucaradas, tabaco, alcohol, etc. (porque todos estos alimentos y sustancias, facilitarán su estrés, le harán dormir peor y empobrecerán considerablemente su alimentación, es decir, todo lo contrario de lo que intenta).

Alimentos a evitar en este tratamiento para el herpes genital:

Bollería industrial

Nos referimos a todos los dulces, galletas y masas ya hechas y compradas en supermercados, así como en pastelerías. Están llenos de azúcar, un veneno potente para la salud. Ten en cuenta que el azúcar deteriora notablemente el sistema inmunológico.

Además, es un alimento que le encanta al herpes. Es decir, cuando comes azúcar y tienes herpes, estás alimentándolo a él, dañando aún más tu salud. Para endulzar recomendamos estevia.

Chocolate

El chocolate está prohibido porque es rico en arginina, un aminoácido que favorece el crecimiento herpético. Como parte del tratamiento para el herpes genital no lo comas mientras tengas al virus activo.

Harina de trigo

Esta harina contiene sustancias que bajan las defensas. Por lo tanto, nada de pizzas, pan, galletas, pastas, etc….

Leche

Los lácteos generan problemas en el sistema digestivo, y las hormonas que les dan a las vacas en sus alimentos contaminan nuestro sistema inmune, debilitándolo. En consecuencia, nada de leche o derivados.

Frutos secos y semillas

Contienen altas dosis de arginina, por lo que no son nada recomendados, así como los espárragos.

Alimentos que sí debes consumir:

  • Vitamina C: todos los cítricos –naranjas, toronjas, limón, etc.–, verduras de hojas verdes y oscuras.
  • Alimentos ricos en lisina (un aminoácido que impide el crecimiento del herpes), como lechugas, zanahorias, aguacates, uvas, higos, célery.
  • Alimentos ricos en flavonoides y antioxidantes, como el té verde, que es extraordinario para neutralizar los radicales libres; la cebolla, frutas como pera, melón, albaricoque, grosellas negras…
  • Alimentos ricos en vitamina E, como los pimientos.

Deja un comentario